2 - 6 - 2013 / BARAYO - FREJULFE

Con mañana fresca pero sin lluvia,  después de tanta agua, salimos con dirección hacia Luarca; los avances de la autovía, nos permiten estar en una hora. Desde el área recreativa. obtenemos la primera panorámica de la playa de Barayo, Reserva Natural Parcial que posee arenales, cañaverales, bosque y marismas; alberga nutrias y ostreros.

La senda trascurre  siempre próxima al acantilado y alejada de cualquier ruido, que no sea el del mar o de los pájaros. La primevera tarde, pero llegó... un maravilloso colorido de flores, nos acompañó durante todo el recorrido.

En Puerto de Vega tuvimos la suerte de coincidir con la celebración del Corpus, con  las calles engalanadas con banderas y pendones; los suelos tapizados por alfombras de gran colorido y variedad de formas, compuestas de flores, hojas y otros materiales de distintos colores. Incluso tuvimos la oportunidad de felicitar a una de las artistas, Carmen Lanza, responsable de una de las alfombras con la Virgen de la Guía; y ver pasar procesión de niños de Primera Comunión, acompañados por un grupo de gaitas.No pudimos visitar el Museo Etnográfico y de Historia del Mar "Juan Pérez Villamil", por estar cerrado por la fiesta.

Después de comer en el puerto disfrutando del sol y de unas botellas de sidra, continuamos la ruta hasta llegar a la playa de Frejulfe, declarada Monumento Natural por su importante ecosistema y vegetación dunar; toda la senda fué un derroche de belleza: el mar enfadado, con unos colores azul turquesa, nos ponía la música y el color, el jardín silvestre que nos acompañó toda la excursión.

Finalizamos la jornada, visitando el Castro de Coaña; aunque con poco tiempo, tuvimos el privilegio de contar con las  explicaciones de Luly, una guía estupenda; uno de los principales asentamientos castreños del Noroeste de la Península.

 

Barayo Grupo Entre el verde y el azul
Flores en el acantilado Puerto de Vega Alfombra para la procesión
Siempre por la costa Playa de Frejulfe Castro Coaña