3- 3 - 2019 /SAN ANTOLÍN - NUEVA DE LLANES

 El punto de encuentro se estableció en San Antolín.

El cenobio de San Antolín de Bedón fue un monasterio benedictino ubicado el concejo de Llanes, muy cerca de la playa homónima, donde desemboca el río Bedón. La iglesia de San Antolín de Bedón, un templo benedictino románico edificado en el siglo XIII, con los rasgos de construcción del Císter por lo apenas presenta ornamentación. Las primeras referencias del monasterio datan del siglo XII, aunque son extractos de la documentación original perdida. La primera mención fehaciente se encuentra en una donación hecha en 26 de enero de 1186 al monasterio de San Vicente en Oviedo, cuando el monasterio se acogió a la regla benedictina y comenzaron las obras de la iglesia según consta en una inscripción donde se menciona que la obra la comenzó el abad Juan en 1205 así como otra de la misma fecha en la cabecera de la iglesia. El estilo de la iglesia es similar al de Santa María de Valdediós . El monasterio recibió varias donaciones de nobles asturianos. Carlos I, después de ser reconocido rey por el papa León X, estuvo en este monasterio en 1517. En 1531, el papa Clemente VII, mediante una bula apostólica, dispuso que el cenobio fuese incorporado a la congregación de San Benito en Valladolid debido a la decadencia y deterioro del monasterio; sin embargo, al no solucionarse los problemas del cenobio, doce años más tarde, en 1544, a petición de los vecinos y caballeros de la villa y concejo de Llanes, San Antolín fue anexionado como priorato al cercano monasterio de San Salvador de Celorio. 

Después de la desamortización, la iglesia quedó abandonada, y los vecinos consiguieron que los oficios religiosos se celebrasen en Naves, adonde se trasladaron el retablo mayor, los altares y la pila bautismal. También obtuvieron el permiso del obispo en 1858 para derribarla y reutilizar los materiales para reformar la capilla de Santa Ana de Naves. La Comisión Provincial de Monumentos, sin embargo, logró salvar la iglesia y el obispo aprobó la construcción de otra parroquia en Naves y revocó el permiso anterior. 

El 4 de junio de 1931 fue publicado un decreto en la Gaceta de Madrid en que la iglesia quedó catalogada como monumento histórico-artístico en la actualidad bien de interés cultural. 

Alrededor de la iglesia queda un poblado prácticamente abandonado con las viviendas en ruina... ¡Una pena!

Pero, ciñéndonos a la ruta, después de la foto de grupo en la playa se San Antolín con un día precioso y la mar alegre, comenzamos a caminar; pasamos bajo la línea de FEVE y nos dirigimos al oeste. Al poco encontraremos la desviación, a la derecha, que nos conduce a la playa de Gulpiyuri, Monumento Natural.
Se trata de una playa interior, en el medio de una pradería, formada por el mar en una costa acantilada de roca caliza, creando una cueva hacia el interior; el fondo de la cueva se hundió (fenómeno kárstico denominado dolina) dejando un hueco circular de unos 50 metros de diámetro y a unos 100 metros de la costa; de modo que el agua entra del mar, percibiéndose las mareas y disponiendo de una finísima arena… (fue una pena, porque la vimos en bajamar)
Continuamos la ruta dejando a la derecha la capilla de Santolaya, y, poco después, la playa de La Güelga.
Seguimos en busca del puente que cruza el rio Llagaras, donde vemos un antiguo molino. Atravesamos el pueblo de Hontoria subiendo hacia Los Collaos, rodeando por la carretera Ovio y Picones. Desde allí divisamos al fondo la capilla de San Antonio encima de la playa de Cuevas.

Si a nuestra derecha ibamos disfrutando del Cantábrico, una vista a la izquierda de Picos, hace de la ruta algo único: la mar y la nieve tan cerca...

LLegamos a Cuevas del Mar donde repusimos fuerzas, para continuar camino de Nueva, que en una terraza al sol, terminamos con unos cafés y unes cantaraes...

 

 

El Grupo en San Antolín Gulpiyuri Capilla Santa Olaya

 

Las chicas  El molino de la Güelga Los caprichos naturales
Los Picos de Europa Al fondo Capilla de San Antonio Reponiendo fuerzas en Cuevas