29 - 1 - 2017 / RÍO CASAÑO - CUEVA DEL MOLÍN

 

Iniciamos ruta en Canales nada mas salir a mano derecha por una carretera hacia el pueblo de La Molina, de unos 2,5 Km disfrutando de una preciosa panorámica. Al llegar a la capillla de La Molina, un rótulo en su esquina nos señala la dirección. Enseguida iniciamos la ruta empedrada, resbaladiza, de piso firme y ondulante que nos condujo al puente medieval de Pompedru: en arco, de piedra, estrecho, precioso, desde donde vemos la excavación que las aguas del río hicieron en la roca.

La ruta continúa de frente (sin necesidad de cruzar el puente, que por cierto no está indicado) y el río empezamos a oírlo de cerca, encajonado al principio con rápidos, y mas ancho y tranquilo después, cuando nos ponemos a su altura, en una zona de castaños centenarios de anchos troncos, huecos algunos, y con construcciones de piedra tapizadas de musgo "corras".

El río Casaño nace en el Hoyo de Madre, muy próximo a la majada de Belbín ; tiene un recorrido de unos 14 km y vierte sus aguas al Cares en Arenas de Cabrales. LLama la atención sus aguas transparentes y su diferente discurrir, por hoces profundas y angostas, con remansos anchos y tranquilos y pozas maravillosas que invitan al baño (los mirlos acuáticos lo aprovechan bien). 

Durante la ruta, al lado del río, con árboles de ribera y castaños, vamos disfrutando del paisaje y del silencio sólo interrumpido por el sonido del agua. Después de unos 2 km llegamos al puente del Escobin que atravesamos para pasar a la otra margen del río donde las Cabañas del Escobio y continuamos ruta por un sendero mas estrecho y con maleza hasta poco antes del puente de los Mineros, porque el tiempo se nos echó encima.

Fuimos a comer al restaurante "Los Montañeros" de Carreña, y a continuación hicimos la visita de "La Cueva del Molín" denominación de origen de queso de Cabrales, donde nos esperaba Fernado. Allí nos entregó una bata y un gorro antes de entrar y comenzar la charla de elaboración y conservación del queso; elaborado artesanalmente con leche cruda (en este caso sólo de vaca), procedente de las ganaderías establecidas en la zona  y controladas por el consejo regulador; una vez elaborado el queso, pasa las cuevas naturales en la montaña para su maduración entre dos y cuatro meses (la cueva que visitamos tiene un recorrido de 5000 metros); la humedad es de un 90% y la temperatura entre 8 º y 12 º C;  en estas condiciones, favorecen el desarrollo de mohos del tipo penicillium en el queso durante su maduración, que le proporcionan las vetas azul-verdosa que tiene.

El queso Cabrales está amparado por la denominación de origen desde 1981 y el cabrales Cueva el Molín  ha sido reconocido con el título de “World Champion Cheese” en el campeonato mundial de quesos “World Cheese Awards” 2014, uno de los eventos con más prestigio en el mundo quesero internacional, donde consiguió la medalla de oro en su categoría de queso azul madurado en cueva y, por tanto, el reconocimiento de mejor queso azul del mundo...  Nuestro agradecimiento a Fernando por el entusiasmo y dedicación que nos dedicó en la visita.

 

 

Paisaje senda de piedra En el puente Pompedru
hoces del río en ruta La corra
 
Los remansos Los castaños Con Fernando